BD BD Worldwide  |  Privacidad  |  Términos y condiciones  |  Aviso de Privacidad de Protección de Datos Personales
MexicoMéxico
Cuidados para la diabetes homeCENTRO DE APRENDIZAJEPRODUCTOS BD
[spacer image]




 
Prueba de hemoglobina A1c

Puedes aprender qué tan bien estás manejando tu diabetes mediante una prueba de glucosa en sangre de forma regular. Se llama la prueba de hemoglobina A1c, también llamada A1c o HbA1c para abreviar. Esta prueba puede ser una herramienta poderosa en el manejo de tu diabetes. A continuación te indicamos cómo y por qué funciona.

En el transcurso de un día, es normal que tu nivel de azúcar en la sangre suba o baje. La cantidad específica de azúcar en la sangre en un momento dado se conoce como "nivel libre de glucosa en sangre."

Antes de una comida, el nivel glucosa libre en sangre es generalmente bajo. Después de una comida, este nivel de glucosa libre en sangre se eleva a medida que los alimentos se van digiriendo, y luego gradualmente regresa a un nivel inferior como la insulina se ha liberado del páncreas y las células del organismo toman la glucosa de la sangre y la utilizan como fuente de energía.

Cuando la glucosa se encuentra en el torrente sanguíneo a la espera de ser utilizada por las células, algo puede llegar a fijarse de modo permanente a los glóbulos rojos. Esta unión ocurre en la misma parte del glóbulo rojo a la que se une el oxígeno, llamada molécula de hemoglobina, pero no afecta a la capacidad de células para transportar oxígeno.

En ausencia de diabetes, el organismo toma la glucosa de manera eficiente al interior de las células, por lo que suele haber muy poca glucosa disponible para unirse a la hemoglobina. En ese caso, el nivel de A1c se mantiene alrededor del 4 al 6 por ciento, lo que significa que sólo el 4 al 6 por ciento de los glóbulos rojos tienen glucosa adherida.


Cuando tienes diabetes, las células de tu cuerpo no pueden obtener la glucosa que necesitan, ya sea porque tu cuerpo produce muy poca o nada de insulina (como en la diabetes tipo 1), o porque tus células no puedes responder a la insulina que producen (como en diabetes tipo 2). En cualquier caso, resulta un exceso de glucosa en la sangre. Entre más glucosa haya circulando en la sangre habrá más glucosa unida a los glóbulos rojos, y es por eso que el nivel de A1c en una persona con diabetes no controlada puede ser tan alto como 10 por ciento o más.

 

Cuanto mayor sea el resultado de A1c de las pruebas, mayor es la cantidad de azúcar en tu sangre. Y el alto nivel de azúcar en sangre durante un largo período de tiempo puede aumentar tu riesgo de complicaciones de la diabetes.

Dado que los glóbulos rojos viven en el cuerpo durante unos 90 días, el resultado de la prueba A1c representa un promedio de nivel de glucosa en sangre durante un período de tres meses. Puedes tener altos niveles de azúcar en sangre en algunos días y bajos en otros, y la media podría ser una "buena" lectura de A1c. Por eso sigue siendo importante que midas tu glucosa todos los días, así como realizar la prueba de hemoglobina A1c.

La prueba A1c te da a ti y a tu médico una importante perspectiva de que tan bien estas manejando tu diabetes. Con un manejo cuidadoso, es posible que una persona con diabetes tenga niveles de hemoglobina A1c muy cercanos a lo normal (la Asociación Americana de Diabetes sugiere un nivel de siete por ciento o menos).

Te podría tomar varios meses para llegar a la meta de A1c, dependiendo de que tan alto haya sido tu nivel inicial. Lo importante es que te muevas en la dirección correcta, siempre hacia el nivel meta. Y que te hagas esta prueba con regularidad: la ADA recomienda que sea cada tres meses.



[spacer image]
[spacer image]